No sabía que esta rubia tenía las tetas tan grandes, cuando se puso a hacerme mamadas y se quitó el sujetador aluciné

8 min 181 Visitas

Normalmente al ver a jovencitas con el cuerpo que tiene esta uno no sospecha que las tetas puedan estar tan desproporcionadas, que su ropa y todo eso oculten la tremenda pechonalidad de la muchacha. Y el caso es que cuando me enrollé con esta y nos quitamos la ropa, ella se echó sobre mí para hacerme una de sus más esmeradas mamadas, pero lo que me dejó alucinando fue el volumen de sus pechos y cómo los echó sobre mí al acercarse a mi polla erecta. Me encantó tenerlos a la vista, que me rozaran la piel, que la chica estuviese tan espectacular desnuda y excitada. Deseaba follármela, penetrarla y comenzar a perderme en el balanceo de sus tetas, en el entrechocar de mi pelvis contra su generoso trasero.