Morena jovencita y de piernas largas acepta una morbosa invitación que tiene como objetivo su culo, practicarle sexo anal

12 min 69 Visitas

Llegó con un conjunto muy sexy que no hizo otra cosa que ponerlo más cachondo. El tipo la había invitado a su casa con piscina y ella sabía a lo que venía, meneando sus caderas, acercándose con esas piernas interminables… Querían follársela por el culo y venía preparada, lubricada y muy caliente, la verdad, porque una polla dura y larga en su ano la pone muchísimo, se siente colmada de placer y le encanta cuando la penetran duro, sin contemplaciones. Ella puede con ese rabo y con otros más grandes. Os podréis imaginar cómo se puso este tío cuando la jovencita sacudió su larga cabellera y, ya sin bragas, se le puso a cuatro patas ofreciéndole su maravillosa raja, pero sobre todo su ano, que era lo que él necesitaba.