Mi novia me dijo que no se me iba a olvidar la mamada que me estaba a punto de hacer, y era verdad, mirad cómo usó las tetas

9 min 192 Visitas

Mi novia venía caliente, se quitó la ropa y me tendió en el sillón, acercándome sus maravillosos pechos. Me susurró que me iba a hacer una de las mejores mamadas de mi vida, que no se me iba a olvidar esta chupada. Y yo le pregunté por qué, si ella de normal la chupaba bastante bien. De hecho ya se me había puesto dura antes de empezar, y ella se rio al ver mi polla gorda y dura, que se metió en la boca y empezó a jugar con ella sin usar las manos, mientras me restregaba sus tetas gigantes, que siempre me tenían loco. Para mi sorpresa, a mitad de la chupada decidió meterme la polla entre sus pechos y empezó a hacerme una paja con las tetas, no veas qué sensación, al final me terminé corriendo ahí.