Gisela vive en Fusagasugá y es un madura que le pide al marido que la penetre hasta quedar escurriendo por la vagina

156 Visitas

Gisela es una madurita con una cuca peluda que se moja cuando siente una verga. La perra vive en Fusagasugá y siempre que tiene sexo con el marido ella se hace en cuatro porque disfruta de esa pose y él la apreta muy duro de las nalgas. La vieja la pasa muy rico con el esposo en la cama cuando él la penetra porque mientras lo hace también le mete el dedo por el ano hasta que se moja y escurre.