Estudiante con gafas y un buen par de tetas se pone cachonda cuando le meten el dedo en el coño y quiere que la follen

8 min 30 Visitas

Esta joven estudiante estaba muy aplicada estudiando, pero ha venido un amigo a visitarla y ya ha perdido toda la concentración. Es tener una polla cerca y esta guarra empieza a lubricar, y más si el amigo le está comentando que le vuelven loco sus tetas, que ese escote que lleva le está haciendo perder la razón. Y a ella le encantan ese tipo de cumplidos, siempre se le pone el chocho húmedo y el chico se agacha para comprobarlo, le mete el dedito entre la tira de las bragas y nota lo cachonda que está. Esa zorra no se va a conformar con esa exploración en su conejo, quiere más, necesita aliviar el calentón que lleva para poder seguir estudiando, así que le pide al chico que se la meta, que se la folle y que se corra con ella.