Estas dos tetonas lesbianas se encontraron en la piscina con un juguetito que no era un flotador ni una pistola de agua

22 min 12 Visitas

Mirad qué dos tetonas lesbianas se encontraron en la piscina del chalet, haciendo topless con sus enormes melones con los que te pueden sacar un ojo. Y ya se sabe que en las piscinas siempre suele haber flotando por ahí algún juguete, una colchoneta, una pistola de agua o una pelota, pero una de estas dos guarras traía otro juguetito diferente que igual no flotaba, pero le iban a dar un uso más morboso… Se trataba de una enorme polla de plástico con la que una de estas dos guarras empezó a acosar a la otra tetona, que estaba cachonda perdida y con ganas de restregar sus pezones contra los de la otra, por aquello de que por fuera del agua hacía frío. Nada mejor para entrar en calor bajo el agua que restregarte bien contra el chocho de otra bollera que te quiere meter un pollón de plástico por el coño.