Compañero de trabajo chupándole los pezones a una morena MILF antes de ponerla boca arriba y metérsela por el culo

25 min 312 Visitas

Nunca había estado más salido en la oficina desde que trabaja con esta morena MILF que siempre va con blusas en las que se le marcan los pezones. El día que finalmente se la ligó y se la llevó a la cama, estaba tan obsesionado con esos pezones que lo primero que hizo fue descubrirlos y succionarlos como si pudiera sacarle leche de ahí. Una vez saciada su hambre de tetas, puso a esta imponente hembra boca arriba sobre la cama y la dejó que ella misma se mojara el coñito, aunque quería sorprenderla con algo arriesgado para una primera cita: se la metió por el culo, se puso así en vertical y frente a ella y, con la polla en tensión, la fue penetrando analmente mientras ella se tocaba, cachondísima y a punto de correrse en semejante postura.