Bridgette B consigue que el de mantenimiento le arregle la instalación con una buena mamada, nadie se resiste a una rubia tetona

8 min 69 Visitas

No le gusta emplear ese tipo de tetas, que diga de tretas, pero Bridgette B tenía un serio problema con la instalación de la calefacción, y el de mantenimiento no paraba de ponerle trabas y problemas. Aquello le iba a costar por un pico, suponiendo que ese tipo quisiera colaborar, así que no se lo pensó: se lanzó hacia su bragueta, prácticamente lo tumbó con sus enormes pechos y le dijo que se relajara, que a lo mejor una buena mamada le ayudaba a despejar sus ideas. Y bueno, el tipo estaba un poco acojonado, y muy excitado, claro, se la estaba poniendo dura una rubia de tetas grandes como balones y parecía dispuesta a follárselo ahí mismo en el suelo, cómo iba a decirle que no…