Aquella noche mi novia me llevó al dormitorio y de lo cachonda que estaba y las ganas que tenía me dejó metérsela duro por el culo

11 min 61 Visitas

Normalmente hacemos el amor, así, lenta y románticamente, en plan normalito y tal, pero esa noche mi novia estaba salidísima, no sé qué diablos se había tomado, que me llevó a la posición horizontal tirándome de la camisa. Iba medio desnuda, con cuatro piezas de lencería que casi se quitó por completo, y su ímpetu enseguida me puso la polla dura. Quería que la follara duro y la verdad es que, no es por tirarme flores, la empecé a penetrar como si no hubiera mañana, cómo chillaba la muy zorrilla. El caso es que estaba tan animada y excitada que de pronto, con lo convencional que suele ser en la cama, me agarró la verga y ella misma se la puso en el culo, quería que la siguiera follando duro por ahí.