A la gorda se la metieron por el orto y la pobre se frota el clítoris para tratar de no sentir tanto dolor. Le dejaron le ojete a la misera.

32 Visitas

A la pobre gorda la pusieron en cuatro patas y le mandaron una buena verga por el orto. El tema fue que se la mandaron sin nada de trabajo previo o algo por el estilo. Por eso mismo la pobre mina se metió la mano en la concha y comenzó a frotar su clítoris tratando de tranquilizar un poco el dolor que sentía en el culo. Para la próxima debería de haber realizado algún tipo de trabajo previo.